Presoterapia

La Presoterapia consiste en aplicar de forma terapéutica presiones sobre diferentes partes del cuerpo. Esta presión se obtiene introduciendo aire con un compresor en una funda hinchable a una presión determinada. Esta presión permite que el exceso de líquido intersticial se derrame al sistema circulatorio para ser eliminado. El efecto de compresión y decompresión alternados mejora la circulación venosa y linfática, lo que significa que los nódulos celulíticos disminuyan al recuperarse la elasticidad cutánea. Es decir, esta funda se va inflando de abajo hacia arriba, generando así un vaciamiento de los vasos linfáticos y contrarrestando la acumulación y retención de líquido en los tejidos de las piernas.

La presoterapia también puede reducir el dolor en las extremidades y además también es un tratamiento útil contra los edemas de miembros inferiores.

“El secreto está en activar la circulación de la sangre y la linfa, de forma que no se acumule”.

Se trata de una técnica poco invasiva, sin riesgos ni efectos secundarios, que puede aplicarse en todas las edades y que proporciona además una agradable sensación de relajación y bienestar.

Con este tratamiento conseguimos aliviar la sensación de piernas cansadas y recuperar todo tipo de problemas circulatorios y de retención de líquidos.